ruedaAntes de tomar una decisión tan importante como la de elegir los neumáticos de nuestro coche, tenemos que valorar detenidamente factores como qué uso le vamos a dar al coche, por qué tipo de carreteras conducimos normalmente o las condiciones meteorológicas particulares de nuestro lugar de residencia.

 

En este sentido, hay que recordar que los neumáticos son uno de los elementos más importantes para la seguridad de nuestro coche, por lo que elegirlos y cuidarlos para que no pierdan su adherencia y características es una labor que no tenemos que olvidar. A la hora de cambiarlos, ¿qué es lo que tenemos que valorar?

  • Tenemos que fijarnos bien en un código que aparece en la parte lateral de las ruedas. Se trata de tres números y dos letras. Si el código fuese 12A3B, éste sería el significado:
    • 1= ancho del neumático en milímetros.
    • 2= relación entre la altura y el ancho del perfil de la rueda.
    • A= estructura de la rueda.
    • 3 = diámetro interior en pulgadas.
    • B = código de velocidad.
  • Desde el punto de vista de la metereología, debemos tener en cuenta cuál es el clima predominante en nuestra ciudad o bien el de los lugares por los que habitualmente circularemos. Así, sabremos que hay:
    • Neumático de verano.
    • Neumático de invierno.
    • Neumático mixto.

Cada uno de este tipo de ruedas difiere en cuestiones como anchura o diámetro, de modo que cada una de ellas está preparada para ofrecer mayor seguridad y, también, rendimiento, en función del tipo de clima.

  • El tipo de conducción que llevamos a cabo también tiene algo que decir a la hora de elegir un neumático. Así, si nuestra manera de llevar el coche es más tipo deportiva, necesitaremos neumáticos con mucho agarre y estabilidad.
  • También es relevante el tipo de carreteras que vayamos a emplear con más frecuencia. Así, si vamos a ir habitualmente por autopistas, necesitaremos neumáticos de alto rendimiento; mientras si lo normal es que usemos el coche por la ciudad, lo que tenemos que optar es por neumáticos de baja resistencia a la rodadura.
  • Es fundamental valorar cuál es el entorno en que se conduce por norma general, ya que no es lo mismo conducir por ciudad (en cuyo caso es más recomendable optar por neumáticos de baja resistencia a la rodadura) que hacerlo en otro tipo de vías como autopistas (para las que los neumáticos deben ofrecer un nivel de ruido y de vibraciones bajo).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR