Con el paso del tiempo, los vehículos monovolumen han ido ganando éxito en casi todas las marcas, aunque los modelos SUV le han ganado algo de terreno. Si comparamos los primeros monovolúmenes con los de ahora, podemos apreciar que su diseño ha cambiado en pro de un mayor atractivo. De la misma forma, ya no sólo son adquiridos por familias numerosas, sino que cualquier persona que quiera espacio en su vehículo puede comprar uno de ellos.

Los monovolúmenes pequeños son vehículos basados en utilitarios, pero ofrecen un mayor espacio interior. Son coches interesantes para moverse por ciudad por su manejabilidad y posición de conducción alta, pero no son suficientes a la hora de hacer viajes largos por sus limitados maleteros y tampoco cuando la familia es de cuatro miembros o más. Entonces, lo mejor es optar por un monovolumen compacto o medio.

Estos monovolíumenes compactos miden entre 4,15 y 4,60 metros de largo, similar en tamaño a turismos del segmento (compactos como el Golf. León o el Focus, con los que suelen compartir plataforma). Generalmente tienen cinco plazas, aunque algunos que miden más de 4,35 metros pueden tener dos plazas pequeñas extra (la tercera fila queda para uso ocasional, pues al desplegarla suele desaparecer prácticamente la capacidad del maletero).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR